La muerte del cura (Capítulo 3)

 Escribe: Adolfo Huerta Alemán

antes  que  el  poderoso  César  cayera,  quedaron  vacíos  los  sepulcros,  y   los  amortajados   cadáveres  vagaron  por  las  calles  de  la  ciudad  gimiendo  con  voz  confusa”.

William Shakespeare <<Hamlet>> Ed. Salvat 1969. 

 

En el  transporte  público:

  • ¡Están  matando  sacerdotes! Esto  no  había  ocurrido  nunca  en  nuestra  tranquila  ciudad.
  • ¿Esteremos  ante  el  juicio  final?  Aunque,  se  dice  que  los  padres  que  mataron,  se  lo  merecían,  pues  eran  pederastas.
  • ¿Estás  segura?
  • No,  pero  ¿por  qué  los  matarían?  Algo  debieron  haber  hecho.
  • No  creo,  que  esos  padrecitos  hayan  sido  violadores  de  niños.
  • Mira,  primero  habían  dicho  que  habían  muerto  por  enfermedad,  ahora  nos  salen  que  los  asesinaron  y  no  creo  que  su  muerte  haya  sido  así  como  así.
  • ¿Nos  estarán  ocultando  algo?
  • Pues  el   gobierno  y  la  iglesia  en  más  de  una  ocasión  se  ponen  de  acuerdo,  además  la   iglesia  casi  siempre  ha  estado  del  lado  que  le  conviene,  y  el  gobierno  no  se  diga,  está  peor.
  • ¡Ay  manita  en  éstos  días  en  quién  hay  que  creer!

Estos  asesinatos  me llevan  a  un  callejón  sin  salida,  no  hay  lógica  en  ellos.  Esos  sacerdotes  serían  elegidos  al  azar,  o  tendrían  algún  sentido,  aunque  la  muerte  así  de  esa  manera  carece  de  toda  lógica.  Aunque  de  lo  que  más  estoy  asombrado  es  del  resto  del  clero.

Ahora  que  estoy  entre  las  sotanas,  me  cercioro   que  la  mayoría  del  clero  es  homosexual,  el  equipo  del  obispo  que  se  rodea  llevan  una  vida  muy  libertina  y  de  despilfarro,  en  especial  un  sacerdote  del  consejo,  o  no sé  cómo  le  llaman  ellos,  pero  es  el  que  tiene  más  poder.   Es  de  conocimiento  público  sus  fiestas  gay   y  está  rodeado  de  puros  efebos,  incluso  lo  que  he  descubierto,  es  que  le  lleva  jovencitos  a  las  fiestas  privadas  del  gobernador  y  a  sus  compinches.

Esto  ante  los  ojos  de  los  católicos  conservadores,  no  creo  que  sea  bien  visto.  Aquí  es  donde  no  entiendo  a  la  iglesia  católica,  no  voy  a  misa,  no  me  considero  católico  y  ¿creer  en  Dios?  Pero  estoy  enterado  que  su  discurso  es  homofóbico,   pero  en la  vida  real  sus  sacerdotes  en  su  mayoría  son  homosexuales,  se  contradicen  ellos  mismos,  no  son  honestos.

¿Qué  significará  en  todas  las  escenas  de  los  crímenes  los  cuerpos  tengan  aceite?

Ellos  le  llaman  la  extremaunción,  o  algo así  ¿los  ungieron  antes  de  su  muerte?  Lo  que  si  revelan  las  autopsias,   es  cuando  los   castraron   todavía  estaban  vivos.

¿Será   acaso  un  sacerdote  el  asesino?  O  ¿alguien  que  esté  imitando  a  un sacerdote?

Anda  muy  tenso  el  clero,  algunos  otros  con  miedo  y   otros  no  menos,  muy  cuidadosos.

Tiempo  después,  en  la  terraza  de  la  casa  del  obispo,  últimamente  han  tenido  reuniones  extraordinarias  y  no   oficiales:  su  eminencia  y  el  gobernador.

  • Nosotros  no  tenemos  nada  qué  ver  con  esas  muertes  monseñor.
  • ¿Seguro?
  • Sí,  ahora  no  hemos  metido  la  mano  en  esas  muertes,  si  hubiéramos  sido  nosotros,  habríamos  matado  a  otros  padres,  que  esos  sí,  que  nos  estorban  ¿seguro  que  a  ti  no  te  estaban  estorbando  esos  sacerdotes?
  • No.  Lo  habría  hecho  más   fácil,  los  hubiera  cambiado  de  parroquia,  o  los  hubiera  mandado  a  un  retiro   por  varios  meses,  en  último  caso,  les  hubiera  quitado  el  ministerio  sacerdotal  y  reducirles  a  laicos.
  • Ahora  sí,  que  tendremos  que  investigar  en  serio: ha, ha, ha.
  • Por  cierto ¿cómo  van  las  investigaciones?
  • Ninguna  pista  sobre  el  asesino  o  secta  satánica  puede  ser.  Eso  sí,   monseñor  tienen  bien  checado  a  tu  clero,  parece  que   los  muertitos,  sí  eran  buenos  y  los  que  te  quedan  son  puros  vividores  y  homosexuales,  pero  bueno,  esto  te  tiene  sin  cuidado,  pues  los  verdaderos  hombres  como  nosotros  de  poder,  solamente  somos  dignos  de  ser  amados  por  otro  hombre,  los  jodidos   nunca  van  entender  eso.
  • En  estos  días  me  está  invadiendo  el  terror,  creo  que  ahora  sí  que  debemos  de  preocuparnos.
  • ¿Preocuparnos?

“Todas  sus  puertas  desoladas,  sus  sacerdotes  gimiendo,  afligidas  sus  vírgenes ¡Y  ella  misma  en  amargura!”.

      A.T. Libro  de  las  Lamentaciones 1, 4 -.

A  estas  alturas  el  obispo  estará   un  poco  nervioso,  las  muertes  comenzaron  a  sembrar  lo  que  esperaba,  tal  vez  es  hora  de  darle  una  visitada  a  su  eminencia,  por  lo  pronto  sigo  disfrutando  el  placer  que  me  da  ésta  pieza: Duettino  Sull’ Aria Le  Nozze  di  Figaro.

Se  le  ve  como  ser  humano  libre  y  sin  remordimientos,  echado  en  su  sofá  reclinatorio,  se  va  perdiendo  en  esa  bella  pieza  de  ópera.

Continuará. . .

“La  locura  es  como  una  manifestación  en  la  humanidad,  de  un  elemento  oscuro  y  acuático,  sombrío  desorden,  es  el  caos  en  movimiento”.

Michel Foucault <<Historia  de  la  locura  en  la  época  clásica>> Ed. FCE. 2002.

Facebook  Adolfo  Huerta  Alemán

gofoman@hotmail.com

@GofoAutor

La muerte del cura (capítulo 2)

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

 

“No  cometerás  actos  impuros  nunca  más ¿correcto? ¿correcto,  inmundo  pedazo  de  mierda, correcto? . . .

Quedaba  claro  que  aquél  era  un  caso  muy  especial,  y  la  identidad  del muerto  debía  seguir  siendo  un  secreto.

Por el  bien  de   todos”.

Juan  Gómez  Jurado <<El  espía  de  Dios>> Ed. ROCA 2006.

 

En  la  oscuridad  se  escuchaba  el  Pace  pace   de  Verdi  y  no  se  cansaba  de  ver  una  foto  de  una  joven,  tenía  menos  de  un  año  que  no  sabía  de  ella,  y  hasta  ahora  no  sabía  nada  de  ella,  pero  ahora  no  se  aburría  de  ver  su  foto.  Era  una  foto  reciente,  del  mes  pasado.

Dejó  de  ver  la  foto,  pues  eso  lo  distraía  de  los  pensamientos  que  últimamente  le  ocupaban.

Le  gusta  escuchar  ópera,  para  concentrarse  eso  le  ayudaba,  se  imaginaba  que  andaba  en  Italia,  no  le  gustaba  viajar,  pero  el  cine,  la  literatura  y  la  música  eran  sus  boletos  para   viajar,  sin  la  necesidad  de  moverse  de  su  casa.

Habían  transcurrido  varias  semanas  de  la  muerte  del  cura.

Su  muerte  pasó  como  una  cucaracha  en  busca  de  un  pedazo  de  mierda,  como  algo  normal,  no  provocó  lo  que  se  esperaba  en  la  opinión  pública,  ni  siquiera  se  abrió  una  línea  de  investigación.

Evangelio  según  San  Lucas  17, 36 -. “Y  le  dijeron: ¿dónde  está  Maestro? Él  les  contestó:  donde  esté  el  cuerpo,  allí  se  reunirán  los  buitres”. 

Volvió  a  ocurrir.

Otro  asesinato,  de  igual  manera  y  también  la  víctima,  una  vez  más,  era  un  sacerdote.

Así  fueron  apareciendo,  más  sacerdotes  muertos,  el  tiempo  entre  uno  y  otro  era  de  un  mes,  en  dos   ocasiones  fue  de  dos  meses.  Hasta  la  fecha  suman  ya  7  víctimas.

Los  medios  comprados  decían  la  misma  mentira,  no  fue  hasta  que  otros  medios  de  comunicación  foráneos,  manejaban  otra  versión  a  la  oficialista;  hablaban  de  asesinatos  y  no  de  muertes  por  enfermedades,  se  decía   que  el  Vaticano  tenía  puestos  sus  ojos  en  la  diócesis.

Comenzaban  los  rumores  entre  las  calles  de la  ciudad  y  en  las  redes  sociales  corrían  un  sin  fin  de  hipótesis,  los  rumores  corrieron  como  una  epidemia,  ya  era  imposible  detenerlos.

Se  abre  una  investigación,  el  obispo  no  tenía   opción,  tuvo  que  hablar  de  las  muertes  recientes  de  sus  curas,  que  ya  no  era  uno,  sino  7.

En  la  ciudad  se  comenzaba  a  respirar  un  clima de  miedo,  de  confusión  y  más  que  de  terror.

Los  mediocres  investigadores,  solamente  se  entretenían   y  se  burlaban.

Pero,  entre  la  inmundicia   y  la  mediocridad   también  surge  la  radicalidad  y  la  responsabilidad.

Él,  sí  que  era  un   inepto,  al  menos  esa  era  imagen  que  tenían  sus  compañeros  y  su  jefe,  más  bien  dicho,  él  creía  en la  verdad  y  en la  justicia,  solamente  se  esforzaba  en  hacer  con  totalidad  su  trabajo,  eso  lo  llevaba  a  ser  incómodo  ante  la  corrupción  que  se  vive  a  diario  en  la  ciudad.

Como  una  hormiga,  lleva  el  recuento  de  los  asesinatos  y  bien  detalladamente  las  investigaciones,  no   creía  en  Dios,  pero  esos  asesinatos   le  llevó  a  creer  que  para  eso  había  nacido,  para  resolverlos,  se  lo  tomó con  el  celo  de  un  monje  de  la  edad  media, casi  como  una  misión  divina.

Hasta  ahora  suman  7  víctimas   de  asesinato  brutales  y  que  sobrepasan  toda  nuestra  imaginación.

El  móvil  es  el  mismo,  estamos  ante  un  asesino  serial,  algo  nuevo  en  la  ciudad.

Las  víctimas  son  7  hombres  de  las  edades  de  entre  los  40  a  60  años.

A   todos  se  les  torturo  de  diferente  manera, pero  a  todos  sin  excepción  se  les  cortó  los  testículos  y  el  pene,   se  los  metieron  en  su  boca  y  en  su  ano.

No  hay  evidencia  de  que  el  asesino  o  asesina,  no  hay  que  descartar  que  pueda  ser  una  mujer  la  asesina,  no  hay  pista  de  que  haya  entrado  por  la  fuerza,  pues  hasta  ahora  no  se  ha  encontrada  violentada  las  entradas  de las  casas.  Queda  descartado  que  haya  sido  el  narcotráfico.

Todos  fueron  por  la  noche  entre  las  21: 00  y  00: 00  horas.

A  todos  se  les  descubrió  por  la  mañana  antes  del  mediodía,  más  tardar.

Los  rumores: ¡están  matando  sacerdotes! ¡es el   juicio  final!

Lo  que  le seguía  cuestionando   eran  las  víctimas,  recabando  información  entre  la  gente  de  las  parroquias  y  la  curia,  se  decía  de  ellos,  sin  excepción  que  eran  buenos,  demasiado  buenos.

Investigando  sus  computadoras,  móviles,  correos,  llamadas,  su  vida  íntima  no  veía  nada  que  estuviera  fuera  de  lugar,  todos  eran   hombres  heterosexuales,  sin  vida  sexual  activa,  ni  siquiera  en  sus  computadoras  había  registro  que  fueran  aficionados  a  la  pornografía,   no  tenían  amante,  ni   hijos,  no  tenían  deudas  económicas. Llevaban  una  vida  muy  tranquila  y   muy  acorde  a  su  ministerio,  se  veía  a  leguas  que  eran  fieles   y  responsables  ante  su  investidura  y  misión.

La  primera  impresión  que  daban   los  asesinatos  eran  de  venganza,  por  su  forma  tan  cruel  y  bizarra  de  llevarlos  a cabo,  pero  las  víctimas  no  encajaban.  Era  claro  que  la  asesina  o  el  asesino  no  lo  motivaba  la  venganza  o  el  ajuste  de  cuentas,   cada  vez  que  se adentraba  en  la  profundidad  de  esas  muertes,  se  convencía  que  el  serial   estaba  mandando  un  mensaje,  pero  ¿qué  nos  quiere  decir?  Y  ¿quién  o/a  quiénes?

Saboreando  un  whisky  en  las  rocas  el  gobernador  y  el  obispo  mantienen  una  conversación  de  hastío.

  • Monseñor  te  están  asesinando  a  tus  curas.
  • Ya  lo  sé,  no  necesitas  traérmelo  a  la  mente.
  • Estos  asesinatos  nos  caen  como  oro,  la  gente  se  está  distrayendo  en  eso,  no  hablan  de  otra  cosa  que  la  muerte  del  cura.  (Ha, haa, haaa)  Hasta  hablan  del  juicio  final.  Se  olvidan  de  los  fraudes,  de  nuestros  robos,  y   de  los  desaparecidos  y  de  la  problemática  del  estado. Oye  y  tú  crees  en  Dios  monseñor  y  en  esas  cosas  que  dices  los  domingos  en la  catedral. . .

De  verdad ¿Tú  no  estás  detrás  de  todo  esto  monseñor?

  • La  misma  pregunta  te  hago  a  ti.

Continuará. . .

“Pero ¿por qué? ¿para torturarlo?  No  creo  que  lleguemos  jamás  a  saberlo.  Nunca  sabremos  quién  fue,  ni  por qué,  ni  qué  ocurrió  en  aquella  casa  aquella  noche”.

Truman  Capote <<A  sangre  fría>> Ed. DEBOLSiLLO  2015. 

Facebook  Adolfo Huerta Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter @GofoAutor

La muerte del cura

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

 

Capítulo 1

 

El  teléfono  de  la  oficina  de  la secretaria  particular  del  obispo  no  dejaba  de  sonar,   son  de  ese  tipo  de  llamadas  que  intuyes  que  ya  te  cargó  la  chingada.

Desde  los  primeros  minutos   de  aquel  amanecer   de  aquel  invierno ¡Bendita  mañana!  Por  no  decir  mal agraciada  mañana.

¿Quiénes,  o  quién  desesperadamente  buscaba  hablar  con  el  obispo?

En  su  desesperación  querían  parecer  a  unos   diques  que  detuvieran,  algo  que  ni  su  imaginación   podría  concebir,  una  avalancha  que  no  saben  por  dónde  los  sorprendió.

Las   radios  de  los  policías  se  escuchaban  claves,  las cuales,  cuando  eran  escuchadas  en  algunos despertaba  miedo  y  asombro,  en  otros  no  menos,  burlas.

Los  medios  de  comunicación con  que  uno  se  haya  enterado,  corrían  la  voz  que  algo  inusual  había  ocurrido.

No   fueran  extraordinarias  las  llamadas,  sino  fueran  del   gobernador.

Era  el  mismo  gobernador  que  buscaba  con  tanta  insistencia  hablar  con  el  alto  jerarca  de  la  iglesia  católica  de  su  estado  al  mando.

Llegó  el  momento  que  atendió  la  llamada  el  obispo,  en  su  móvil  privado.

  • ¿Monseñor?
  • Sí. . .
  • Me  están  informando  los  peritos  que  hay  un  cuerpo  de  un  hombre  más  o  menos  de  50  años,  sin  vida.   Es  sacerdote.
  • Sabes  ¿quién  es?
  • Si
  • ¿Y   hay  algún  problema?
  • Pues. . . Si
  • ¿Cuál  es?
  • La  forma  en  que  lo  encontraron
  • (Silencio  un  poco  largo  e  incómodo). . .  Adelante
  • Fue  asesinado  y   torturado.   Lo  castraron,  para  meterle  sus  propios  testículos  a  la  boca  y   el  pene  se  lo  introdujeron  a  su   ano.
  • (Silencio  un  poco  largo  de  no  comprensión)
  • Me  imagino,  que  no  quieres  que  se  ventile  esto,   en  los  medios  monseñor,  por  eso  estoy  hablando  contigo.

Esa  ocasión   fue  la  primera  vez  que  el   obispo  no  salía  en  su  automóvil  de  lujo  con  su  chofer,  también  salía  por  primera  vez,  sin  su  hábito  y  su  vestimenta  de  púrpura.

Ahora,  era  todo  un  civil  de  a  pie,  común  y  corriente  con  gorra  y  gafas  oscuras,  como  si  se  estuviera  escondiendo  de  un  club  de  fans.

El  destino:  la  parroquia  donde  encontraron  asesinado  a  uno  de  sus  curas.

¿Qué   le  estará   pasando  por la  mente  al  obispo?

Le  conocía  poco,  pero  lo  suficiente  para  saber  que  ese  sacerdote  pasaba  desapercibido  y  que  era  de  los  más  íntegros  de  su  clero.

Al  entrar  a  la  habitación,  el  obispo  se  convenció  de  lo  que  dijeron  por  teléfono:  era  el  padre  Luis  Anguíano  Zárate,  de  54  años,  era  de  los  curas  más  obedientes  y  que  menos  le  causaba  problemas  a  su  eminencia.

El  gobernador   y   el  obispo  tuvieron  una   breve  conversación,  en  el baño  de  la  habitación  del  ahora  occiso.

El  gobernador  salió  primero,  se  dirigió   directo  a  los  medios,  que  ya  abundaban  como  una  pandilla  de  moscas,  sedientas  de  mierda.

Se  confirma: acaba  de  morir   el  padre  Luis  Anguíano   Zárate,  las  primeras  indagaciones  son,  que  fue  un  paro  cardíaco.  Hoy  nuestra  ciudad  está  luto,  pues  acaba  de  perder  a  un  hombre  santo  y  humilde.   Les   pido  de  favor  que  no  publiquen  nada,  hasta  que  se  les  informe  a  sus  familiares,  gracias.

En  privado  a  los  que  se  encontraban  allí,  se  les  dio  línea,  que  se  dijeran  eso  a  todo  aquel  que  preguntara,  era  la  versión  oficial,  ya   estaban  acostumbrados  a  esa  orden.

Al  obispo  y  al  gobernador,  se  les  notó   despreocupados,  más  al  obispo,  su   rostro  no  reflejaba  dolor  alguno,  por  descubrir  esa  mañana  fría,  a  uno  de  sus  sacerdotes  muerto,  aunque  deberíamos  de  decir  asesinado  de  una  manera  muy  bizarra  y  cruel.

Los  dos   van  caminando  muy  campantes,  como  si  no  hubiera  pasado  nada,  se  fueron  almorzar  a  una  casa  de  seguridad  del   gobernador.

Dan  la  impresión  que  no  les  preocupa  la  tormenta  que  se  avecina,  un  pronóstico  que  nadie  había  previsto  y  que  derrumbaría  toda  quietud  que  se  vivía  en  la  ciudad.

Continuará. . .

Facebook  Adolfo Huerta Alemán 

gofoman@hotmail.com

@GofoAutor 

         

La otra conquista

Escribe: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

 

Cómo olvidar aquel momento de nuestra historia cuando los españoles se preguntaron si esos sujetos con taparrabo tendrían alma. Los sometieron, los colonizaron, los conquistaron. Esclavos como destino manifiesto. Ser esclavo después de haber gozado de un imperio y sus bondades, después de haber sometido a los tlaxcaltecas y a los Otros; se les volteó la tortilla, se les acabó la suerte, en lugar de protección los dioses los abandonaron; llegó el europeo, llegó el español, dijo “de aquí soy” quemó las barcas, juró jamás regresar, y cómo no, pues se había encontrado un paraíso terrenal.

Indígenas acostumbrados a adorar a sus dioses, indígenas acostumbrados a vivir en libertad, pueblo que sometía a sus vecinos, todo eso se vino abajo. Ellos, que con la mano en la cintura dictaban las reglas de la “educación”, ellos que designaban el destino de prójimo: “tú te vas al Telpochcalli y tú al Calmécac”, ahora, comparte la misma suerte, todos juntos, ahora son esclavos, ahora son siervos, los que antes se dividían en nobles y plebeyos ahora da igual, todos eran sometidos, todos eran considerados inferiores. Así inició la Conquista española, así inició esta nueva raza, surgimos de lo peor que podía haber en España, reos, bárbaros, sujetos despreciables, era con los que contaba Hernán Cortés para llevar a cabo su travesía. Llevó consigo algunos frailes franciscanos para eximir sus propias culpas, no sabía que ese detalle le iba a dar la gloria, por medio del Evangelio podría legitimar su proeza, de nueve millones de indígenas solo quedó un millón, fueron masacrados, fueron exterminados, no quisieron someterse al nuevo régimen. Genocidio. Los otros, los que sobrevivieron, lo lograron gracias a que dejaron de creer en sus dioses para creer en el único Dios, de allí venimos, de los sobrevivientes, de los que prefirieron su vida por encima de su ideología. No tenemos tal, carecemos de identidad, vendimos nuestra dignidad al mejor postor.

El virreinato en la Nueva España se caracterizó por “La otra Conquista”, la conquista del alma, el catecismo del Padre Ripalda como único testigo fiel de lo que allí ocurrió. (Por cierto, no todo era religión, en la página inicial tenía un abecedario y en la página final las tablas de multiplicar.)

 –“Aquí traigo a Jesús”,“Ah sí, allí déjelo, a un lado de los otros dioses”. Nos equivocamos, ellos traína su fe bien arraigada, nosotros también, el resultado fue la impostura, por eso supimos que su Dios era el verdadero, ¿cómo es posible que sigamos adornado a nuestros dioses si nos abandonaron, en cambio el de ellos sí los estuvo cuidando durante la tormenta? “Dexar los Mysterios y cosas arduas de nuestra Sancta Fee, que ellos no podrían entender ni alcanzar, ni de ello tienen necesidad por agora.”

“Los estudios de todos los niveles se establecieron espontáneamente según lo requerían las necesidades”, método como prefigura de lo que actualmente conocemos como el de “Summerhill”.

Los Jesuitas trazarían los senderos de la educación como hoy la conocemos, sistematizada en un “trívium” y un “cuadrivium”. Los Jesuitas fueron expulsados de México en 1767 (habían llegado en 1572) tiempo necesario para haber sembrado la semilla del deseo de ser independiente.

La mujer seguía siendo relegada, no había que educarla, no vaya a ser que se le desaten las pasiones, además tenía una “limitada inteligencia”, esta idea perduraría hasta mediados del siglo XVIII.

Casino Royal

Escribe: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

 
 
 
Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.
Augusto Monterroso

No deberían de suceder estos actos de barbarie, deberíamos de vivir en una sociedad libre y segura, pero la realidad es otra, estoy en algo de acuerdo con Luis González de Alba: “A esos hay que aplastarlos como cucarachas”, a los incendiarios del Casino Royal de la Ciudad de Monterrey Nuevo León.

“Solo querían partirle su madre al Casino” dicen algunos, pero la maldad se les desbordó, arrebataron la vida a cincuenta y dos inocentes que hacían uso de su libertad en un lugar de esparcimiento, que ni ellos mismos sabían que operaba irregularmente.

“Fue un acto de venganza”… “fue represalia en contra del Casino”… “no pagaron los ciento treinta mil pesos semanales por costos de piso”.

Cualquiera que haya sido el motivo la tragedia sucedió. Dicen que solo iban a amedrentar al dueño del lugar, a cobrar la afrenta, “mira como se arde el lugar”, pero con lo que no contaban esos sujetos inexpertos que aparte de cargar gasolina dos mil metros antes de llegar al lugar de los hechos y por eso ser identificados, con lo que no contaban era con las irregularidades en las que vivimos diariamente en México, es cierto que ellos advirtieron al llegar: “sálganse o se los va a llevar la chingada”, pero los visitantes asiduos a cualquier Casino ya estaban acostumbrados a ese tipo de peroratas, creyeron que era otra más y por eso hicieron lo que acostumbradamente hacían cuando los sicarios invadían el lugar, se fueron a resguardar a los baños, algunos si alcanzaron a salir, otros vieron las puertas de emergencia cerradas y optaron por resguardarse.

“Los estúpidos incendiarios van a alegar que jamás intentaron matar a nadie, iban a lo suyo, a sembrar el terror en los propietarios del Casino” escribe Jorge Villegas. Lo que pasó allí fue una terrible conjunción de características propias de los humanos: negligencia por parte de las autoridades y estupidez por parte de los incendiarios. Que irónico, dice un transeúnte, en plena época del auge científico las cuestiones del azar siguen dictando la agenda de lo humano.

Irónicamente, a la vuelta de la página, en la sección de deportes, encontramos posibles respuestas: Cuauhtémoc Blanco pide que se unan los futbolistas como lo hacen en otros países, (deberíamos asumir ese consejo), Óscar Pistorius, Adrián González y Carmelita Jeter viviendo su sueño. Ricardo Ferreti rechazando el premio como mejor DT. Quizá sea muy prematuro, dirán y con justa razón que debemos primero vivir el proceso de duelo, pero no está demás señalar la meta: “Seguir adelante porque no se puede vivir en el pasado” (Usain Bolt).

México mutilado

Escribe: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

 

Ni el mismísimo diablo en sus mejores momentos hacía eso. El señor que encontró el cuerpo dijo que algo “olía a podrido”; metáfora maldita de lo que pasa en nuestro “México lindo y herido”.

Dios te acompañe” le dice la madre a su hijo que se va a trabajar. Salir de la casa se ha convertido en un “Deporte extremo”. Por alguna extraña razón Dios se ha encabronado con los mexicanos y por eso nos pasan estas tantas pinches cosas, dice alguien, el algún lugar.

¿Qué hay detrás de la conducta humana? ¿Cómo explicar tanta barbarie? ¿Deseos enfermos de poder?, ¿lujuria desbordada?, ¿ambición? ¿Falta de filosofía? Dicen que Itzel, la niña de Piedras Negras, se suicidó después de ver el programa, “La Rosa de Guadalupe” en donde la virgen salvaba a la protagonista. Otra vez la realidad dista mucho de la fantasía. O cómo poder explicar la conducta del psicópata de Saltillo que asesina a su prima y a la sobrinita de tres años, diciendo además que no pudo estrangularla y que por eso la colgó.

Balacera en un Estadio, crimen en un casino, asesinatos, infanticidio, y un Presidente de la Nación que no sabemos por qué oscuros deseos sigue empeñado en la misma estrategia.

Recuerdo cuando en los sesentas el grito de los jóvenes era “Amor y paz” o “haz el amor y no la guerra”. A la siguiente generación no le llamó la atención ese estilo de vida, ellos optaron por devorarse al mundo, se les llamó “yuppies”, eran los jóvenes empresarios. Luego vinieron los jóvenes de la Generación X como preámbulo del epíteto de los “ninis”. Pero lo de hoy es diferente, estamos siendo testigos de una generación de jóvenes desquiciados, deslumbrados por el dinero fácil, por la vida en el jolgorio, por el desmadre, por lo sádico; generación perversa, generación psicópata. Da miedo.

Mientras algunos jóvenes en Chile salen a las calles a exigir mejor Educación o algunos jóvenes en España salen a las calles en busca de su fe perdida, acá en México algunos jóvenes salen a la calle a matar.

Hace poco en México escuchábamos a Timbiriche, Parchís, Menudo y demás, ahora estamos invadidos por los narcocorridos, música que permea, retumba y que poco a poco se va troquelando en la memoria colectiva como signo de la desfachatez del momento espeluznante por el que estamos atravesando.

Me he dado cuenta de que mis últimas entradas al Blog giran en torno a la indignación, precisamente por eso: “indig-Nación”. “Me duele México”, titulé uno, “México esquizoide” se llama otro, quisiera escribir cosas bonitas, cosas de motivación, cosas de amor, pero es inútil, la realidad me avasalla, las preguntas son constantes, el deseo de exorcizar los demonios puede más que el deseo de querer admirar lo hermoso de la existencia. Así no se puede. En México no vivimos, sobrevivimos.

La muerte de la ilusión

Escribe: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

 
“Seamos sujetos de nuestro destino y decidamos por nosotros mismos”.
Martin Heidegger
 

¿Por qué se idolatra? ¿Cuál es la necesidad de tener ídolos, héroes, súper hombres?

Y en México para eso nos pintamos bien y bonito; El Cura Hidalgo, Emiliano Zapata, La Virgen de Guadalupe…

Como mexicanos hemos crecido bajo la sombra del “Gran Otro”, llámese el español conquistador, llámese el hombre libertario, o el héroe mítico mitad dios, mitad humano.

¿Al servicio de qué está que necesitemos esos ídolos? ¿Por qué no contentarnos con nuestra propia e insulsa existencia? ¿Por qué necesitamos un líder, alguien a quién seguir, un humano en cual depositar nuestros más ínclitos ideales?

Se ha dicho que el mexicano es un ser acomplejado, que se siente inferior, que se siente poca cosa, que desprecia al semejante e idolatra al extranjero, que se envalentona con el igual pero se hinca ante el poder del extraño. El mexicano; sujeto inválido, agachado, vituperado por su Santa Madre, humillado hasta las últimas consecuencias, carente de dignidad, que se refugia en el alcohol, mexicano que necesita ontológicamente un Ser Superior.

Hemos crecido bajo la sombra del héroe, en las Instituciones Educativas se nos enseñó a rendirle tributo y pleitesía a los héroes que nos dieron Patria, recuerdo la anécdota que cuentan algunos enterados sobre la “irreverencia” que tuvo el Loco Valdés al recordar al “Benemérito de las Américas” como “Bomberito Juárez” y ardió Troya. Antes había tabú, había cosas que no se cuestionaban, que no se tocaban, eran dogma que sustentaba el espíritu de la Nación.

Ahora la cosa es diferente, hemos crecido, hemos madurado, hemos evolucionado, ya no necesitamos de héroes nacionales, es por eso que ahora al anciano ya no se le reverencia, es por eso que la muerte de Carlos Monsiváis pasó de noche. Ya no necesitamos muletas, ahora conocemos al ser humano tal cual, ya no aquel ser humano dividido entre “bueno y malos”. Ahora conocemos al humano integrado, no mutilado. Es por eso que no se le ha dado el lugar que se merece Javier Sicilia u otros mortales que luchan por un México mejor en la representación mental de los mortales. “La verdadera Historia” se impone, la naturaleza del humano se manifiesta, dejamos atrás el maniqueísmo, ya aceptamos lo que hay en el corazón del hombre: “Eros y Tánatos”.

¿Qué nos queda? Es cierto, crecimos, pero con ello perdimos la ilusión, perdimos la ingenuidad, dejamos de creer, primero dejamos de creer en Santa Claus, después en Dios, después dejamos de creer en los Héroes Nacionales, después dejamos de creer en nuestros padres… y allí, precisamente allí se troquela la debacle de nuestra Cultura, los primeros atisbos del desastre de la Civilización; el ser humano dejó de creer en su padre y en su madre. Estamos viviendo los síntomas de esa decisión. Lo que vivimos actualmente es el resultado de esa “madurez”, de ese brinco que dimos, ahora somos unos adultos, ya no necesitamos esas figuras idealizadas; preferimos enfrentarnos a la realidad, sin Dios, sin héroes, sin padre ni madre. Estamos huérfanos, deambulando sin sentido, rechinando los dientes, mendigando amor.

México Esquizoide

Escribe: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

 

“Un sujeto esquizoide no desea ni disfruta de las relaciones personales, (incluido el formar parte de una familia), escoge actividades solitarias, no confía en los demás, muestra aplanamiento de la afectividad”. (DSM IV)

Suena el teléfono y decido no contestar,  no vaya ser otra vez el extorsionador que habla siempre a esta misma hora.

México mutilado, México secuestrado, México torturado. Me duele México, titulé alguna vez un ensayo. México maniatado, México dividido. México bipolar. México esquizoide, México paranoico, México infeliz.

Pero también está el otro México, el México rosa, el México en donde no pasa nada, el México de la fachada, el México de ornamento, el México superficial, El México de Galilea Montijo y de Ninel Conde, el México del “Sabadazo”, el México de los narco-corridos que solo presentan lo bonito de pertenecer, el México que quiere atraer turistas pero ellos no vienen porque ya conocen al otro México, al indómito, al salvaje, al México bestial.

Tal pareciera que en México existen dos grupos o más bien dos versiones de lo que es México y de lo que aquí sucede.

Por un lado tenemos al grupo de ciudadanos que se mantienen informados gracias a Televisa y Tv Azteca, se convencen de que en México no pasa nada, de que el Gobierno está haciendo bien su trabajo, de que no existe mala leche, se lo creen todo, adoran ver esas series apologéticas como lo fue en su momento “El Equipo” y como lo quiere ser ahora “La Teniente”.

El otro grupo de personas prefiere ver el Canal Once o el Canal 22, se informa por lo que acontece en el devenir de la República gracias a las redes sociales, van construyendo su propia versión a través de las lecturas, de los discursos no oficiales, leen el periódico pero no se dejan engañar por notas tendenciosas, van directo al análisis, al pensamiento crítico, a la reflexión, comparan lo leído con los hechos de la vida cotidiana.

En el México en donde no pasa nada el futbol es la mejor opción, el deporte como antídoto, como anestesia, como tranquilizante. En el otro México, en donde si ocurren cosas y bien gachas nos damos cuenta de que esto no está bien, es el México vituperado por la guerra contra el narco, y últimamente le tenemos que añadir sucesos terroríficos que ya todos conocemos.

“Si no pueden, renuncien” nos recuerda hace poco Jorge Fernández Menéndez.

La gente que se ha levantado a decir “ya basta” es gente que le han matado a sus seres queridos; ¿esa es la única vía para poder terminar con este manicomio?

“El pecho a tierra como nueva postura de protección civil” escribe Julio Hernández.

Actualmente los “malos” son minoría… no quiero ni pensar cuando sean la gran mayoría…

“Es cierto lo que dice Poiré: México no es violento. Es extremadamente violento” (Carlos Humberto Toledo)

Conflicto Magisterial, Psicoanálisis y la horda primitiva Nuño-Peña

Escribe: José A. Lara Peinado

El odio desatado contra los maestros va mucho más allá de lo que ilusoriamente Peña Nieto y Aurelio Nuño llaman ley, mucho menos les interesa el tema de lo educativo, si de verdad les interesara se hubiese construido en conjunto con los profesionales de la educación que son los Docentes una verdadera Reforma Pedagógica, sin embargo su Megalomanía no les permitió partir de un principio de Realidad, bien por el contrario, desde sus más primitivas fantasías de poder, elaboraron un mediocre documento Administrativo Empresarial que nada tiene que ver con las diversas realidades de las Escuelas de Educación Básica en el país.

Cuando Refiero que Peña y su alter ego Aurelio Nuño tienen de entrada un serio conflicto con la realidad aderezado con delirios de grandeza bastante patológicos me refiero básicamente a que estos sujetos no dicen nada acerca del estado material que guardan miles de escuelas de este país, tampoco del por qué se gastan 6 veces más en evaluar a los maestros que en formarlos, y que quien realiza las evaluación es una empresa particular llamada CENEVAL, la misma que aplica los exámenes a la policía, lo peor del caso es que nadie evalúa a los evaluadores, tampoco se refieren a que el Estado se gasta 30 pesos al día por alumno normalista rural, mientras el ejército se gasta 200 pesos para comida y limpieza de un caballo, hablan de que quieren maestros bien preparados en el tema educativo, pero el Secretario de Educación en su vida a dado clases y carece del perfil Pedagógico, critican la asignación de plazas pero los Secretarios de Educación son elegidos por dedazo, no hablan por ejemplo en ninguna parte de su documento administrativo que ellos llaman Reforma Educativa de ninguna teoría Pedagógica, son tan cínicos que en su documento refieren textualmente que quieren que los niños en este país ADQUIERAN EL CONOCIMIENTO, HABILIDADADES Y DESTREZAS, que traducido a la luz de lo cognitivo-constructivista, representa un retraso brutal en el desarrollo del pensamiento complejo, en términos más claros, los niños y los jóvenes tendrán la habilidad y la destreza de conducir una moto para entregar una pizza en 30 minutos, sin embargo carecerán de elementos cognitivos para producir conocimiento y crear tecnología, en tanto la habilidad y la destreza son de las competencias más silvestres en el ser humano, de eso y mil cosas más no hablan, y es aquí en donde recordamos los textos de Freud en relación a aquello que en su momento llamó renegación, sobre todo en la estructura del Perverso.

El asunto se complica todavía más, tenemos a sujetos con delirios de grandeza, sostenidos desde principios de fantasía y que una y otra vez reniegan de la ley, se burlan de ella, la usan desde su perversión para matar, encarcelar, reprimir, humillar, sodomizan todo lo que tocan, por eso hablan tanto de la ley, sus discursos en cadena nacional nos hacen recordar los discursos de Hitler, Stalin, Pinochet, Ordaz, entre otros, estos sujetos hablaban de legalidad y en nombre de eso violaban, asesinaban, sin embargo no eran razones legales o de justicia las que motivaban su perverso deseo, lo hacían simplemente porque les gustaba matar, las pulsiones más primitivas afloraban, se desataba en ellos su verdadero deseo reprimido que encontró en el poder la posibilidad de expresarse. Lacan lo dijo mejor: es el deseo el que precede al objeto, estos sujetos como ya se había advertido en artículos anteriores guardan un siniestro deseo de matar, de sangre, de provocar dolor.

Lo que le están haciendo a los docentes del país, es una forma de asesinato en lo simbólico y en lo real, en lo simbólico los medios se han encargado de funcionar como espejos delirantes de los desequilibrios de aquellos que aprobaron esta Reforma, es decir, linchan mediáticamente las 24 hrs del día a los docentes, los descuartizan con sus comentarios, burlas y sarcasmos, en lo Real la triada Peña-Nuño-Chong, no tiene el más mínimo pudor de mostrarse, por eso mandan tanquetas, policías, golpeadores, infiltrados, a matar, humillar y reprimir a los maestros, cada maestro golpeado, asesinado o humillado es para Nuño-Peña una especie de trofeo, del mismo modo que el falo era un símbolo de poder del hombre pre-histórico; un ejemplo, son los Psicópatas, no matan por matar, asesinan a quienes consideran representaciones del poder, en este caso a los maestros.

Por eso la situación es grave, no es asunto de Educación y legalidad, como lo plantean Nuño-Peña es un asunto de sujetos que han involucionado Psíquicamente, sujetos que han regresado a la horda primitiva y están dispuestos a devorar y a descuartizar a todos aquellos que atenten contra su delirio, a todos aquellos que sanamente quieran escapar de su patológica influencia, llámense maestros, estudiantes normalistas, médicos, obreros, ingenieros, niños, niñas, madres de familia, como dice Freud, estamos como el gusano de seda en su capullo y dios sabe que bestia pueda salir de ahí, la bestia ya salió y es claro qué clase de bestia es.

  1. Psicoanalista José Antonio Lara Peinado.

larainvestigador@hotmail.com

Ha trabajado los últimos 7 años atendiendo a pacientes esquizofrénicos graves en diversas instancias, autor de los libros y las investigaciones, “Psicoanálisis del poder en México”, “El Mal-Estar Docente”, “Cómo trabajar con niños agresivos inmersos en la Violencia”, “La farsa de la Reforma Educativa en México”, “El tratamiento Psicoanalítico de la esquizofrenia”, etc.

 

El Monstruo optometrista

Escribe: Carlos Arturo Moreno De La Rosa

 



Dios existe, pero a veces duerme;
sus pesadillas son nuestra existencia.
Ernesto Sábato

El sujeto era un perverso, un “insano”, llevaba doble vida, por las mañanas era un reconocido optometrista pero en la noche y en sus ratos libres abusaba de sus hijas y de otras víctimas, algunos dicen que hasta de su sirvienta. Era un sujeto insaciable, le gustaba grabar sus fechorías, les tomaba fotos a sus víctimas desnudas, no una, ni diez, ni cien, el periódico dice que miles de fotos le encontraron en su computadora, videos también. Se sospecha que las compartía en redes de pornografía.

Sus hijas lo denunciaron, ya no soportaron más. El monstruo optometrista  no quiere dar la cara, solo le gusta ser grabado por él mismo, ante los medios de comunicación no quita sus sucias manos de su rostro, esas manos incontrolables que abrían y cerraban puertas inocentes. El optometrista perverso estará en la cárcel, veremos si también graba y toma fotos cuando lo sodomicen, cuando sea el postrecito de los reos, cuando hagan fila con el “llorarás” en mano.

El sujeto que anda mal por una u otra extraña razón le va mal, unos dicen que es el “karma” otros dicen que es la consecuencia lógica, otros afirman que en verdad eso es lo que quería, en este caso en específico ser descubierto y “recompensado” con el cabeza de gato bodeguero.

Con esto no estoy diciendo que en verdad haya inocentes acusados y que estén purgando condenas por culpas nunca cometidas, pero la historia nos ha dado la razón, la verdad sale a la luz, el que obra mal le va mal, decían los antiguos.

¿Qué pasa en la mente del monstruo optometrista? ¿Qué pasó por la mente del ginecólogo violador? ¿Qué pasó por la mente del matricida? Todos ellos habitantes de la región, dicen entre broma y broma que acaso ¿será el agua que están tomando? ¿la perversión es por los alimentos que ingieren? Creo que va más allá, más atrás, sí tiene que ver con los “alimentos ingeridos” pero no los actuales, sino los alimentos ingeridos en el allá y el entonces, es decir, los sujetos son producto de una madre psicotóxica, mamaron leche podrida, es obvio que en sus relaciones interpersonales hizo falta abrazos, caricias, amor.

No toda la responsabilidad es de la madre (en parte) el sujeto puede decidir, pero siempre cargando sus fantasmas, siempre con esas huellas mnémicas que no lo abandonarán que lo atormentarán, están troqueladas en su inconsciente y allí perdurarán y desde ahí dictarán el proceder de su existencia.

El monstruo optometrista cometió sus fechorías, el monstruo optometrista ha sido descubierto (quizá ese era su deseo) el monstruo optometrista estará en las mazmorras, y allí, quizá, dé la cara, quizá si dé a conocer su rostro, y cuando lo estén sodomizando estará llorando, experimentará el “rictus de dolor” pero una parte de él, muy dentro de él estará sonriendo, sonriéndole a la hermosa vida.

Apología de la Tele-basura

Escribe: Carlos A. Moreno De la R.

 
Encuentro la televisión muy educativa.
Cada vez que alguien la enciende,
me retiro a otra habitación y leo un libro.
Groucho Marx
.
Si no sale en la televisión no existe.
Carlos Monsiváis

Prendo el televisor, está el programa de “Acábatelo” veo a “Maruca” bailando, el público se ve contento.

Dicen que el objetivo de estar en el mundo es ser feliz, disfrutar, estar alegre, creo que estos tipos de programas cumplen ese objetivo, no entiendo a los que constantemente logran denostar estos programas, los llaman alienantes, insulsos, que están creados para idiotizar, que enajenan las ansias de libertad del pueblo y demás epítetos.

El programa de “Acábatelo” que lo pasa un canal de Monterrey es conducido por “Mayito” el que fungía como “patiño” de Paco Stanley, en ese programa sale una señorita que se autonombra “Maruca”, cantan esa canción que dice “si estás aburrido sácate el moco” etc. Ahí mismo me ha tocado ver un personaje por demás cómico, se llama “Martha” es una persona de la tercera edad, su actuación sube el rating del programa. A esa misma hora en el “Canal de las Estrellas” pasan telenovelas, en Milenio está Jairo Calixto, “Política Cero” en su programa de quince minutos, un humor muy característico.

Lo mismo pasa con el programa de la mañana que se llama “Hoy” en donde sale Galilea Montijo y otros, hablan sobre el caso Kalimba, hacen juegos muy divertidos como “adivínalo con señas”, pero sobre todo se ponen a bailar y se ve que lo disfrutan, hacen la mañana llevadera, imagino a las amas de casa pasándola fenomenal.

En contraparte de lo líneas arriba comentado, existen programas muuuuy serios, con gente seria, muy seria, que hablan de Egipto, de Cassez, se toman la vida muy en serio, se desgañitan por Aristegui, nada que ver con los programas comentados arriba como “Acábatelo” o el matutino “Hoy”. Pero no todo programa “cómico” causa hilaridad, como por ejemplo “La Hora Pico” y otros.

¿Quién define lo que es “telebasura” existen muchos prejuicios respecto a ese asunto, ya quisiéramos el 10% de alegría, jovialidad, diversión o economía que tienen dichos conductores de esos programas denominados “programas pedorros” “poco inteligentes” “sin chiste”. En cambio en los otros programas de gente sumamente seria, preferidos por cierto sector pensante de la población, hablan de política, de los pleitos entre “azules, rojos y amarillos”, de narcos, del presidente en turno, de las elecciones de Guerrero y de Baja California, de la lucha interna entre Ebrard y AMLO, temas muy serios para gente muy seria en donde sale gente muy seria.

Entonces ¿de qué se trata la vida?

Prefiero el show de un payaso a una disertación de un jurista en el canal del congreso, prefiero un albur a un poema, y creo que el común de los mortales opinan lo mismo, por eso son felices (a excepción de un gran porcentaje de tuiteros que se toman la vida muy en serio). Es por eso que mucha gente prefiere ir al cine y ver una película que lo haga reír y no una película que lo ponga a pensar, después de soportar un trabajo miserable que nunca deseó en su infancia o que no eligió sino que fue lo único que pudo encontrar, por eso prefiere estos programas de los cuales la gente se ufana de tildarlos como “programas basura”. No son programas basura, hacen a la gente reír; eso es suficiente, y eso sin tocar el tema del futbol, opio del pueblo posmoderno.

Por un mundo más divertido, más enajenante, con menos ideología, que al cabo es solo un instante el que estamos en este mundo.

Sobre las visiones de Sor Gofina III 

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

¿Cómo  están  mis  queridas  y  queridos  fieles? ¿Cómo se  dice?. . .

¡Bendecidooos! Amén.

He  andado  muy  ocupada  con  la  canonización  de  nuestro  próximo  patrono  en  vida,  el  casi  Beato  Humberto Moreira Valdez – PRI,  sin  olvidar  a  nuestro  amado  Padre  Marcial Maciel  fundador  glorioso  de  los  Millonarios  de  Cristo.

El  Espíritu  Santo  y  yo  hemos  decidido  como  ya  saben,  iniciar  la  congregación  de  las  Persignadas  de  las  rodillas  ensangrentadas;  bajo  la  bendición  de la  Virgen  del  Chorro  Parado.

Que  día  a  día  crece  el  número  de  seguidoras  y  seguidores  a  mis  visiones,  que  todo  sea  para  gloria  de  nuestro  crecimiento  económico,  para  seguir  llenando  las  arcas  de  la  jerarquía  católica  y  de  los  partidos  políticos.

¡Bienaventurados  aquellas  y  aquellos  que  no  leen para  no  pensar  y  actuar!

Así  es,  mis  queridas – queridos  seguidores,  no  hay  mejor  manera  de  ser  católico ¡No  lean!  Esto  les  hará  mucho  daño,  les  quitará  lo  ignorante  y  lo  mediocre  y  nuestros  Padres  fundadores  los  quieren  así,  de  pasivos  e  iletrados  para que  sigan  indiferentes  y  pasivos.

Le  he  dicho  que  no  vayan  a  misas  donde  los  pongan  a  pensar  para  dar  razón  de  su  fe,  y  mucho  menos  asistan  a  misas  donde  se  hable  de  justicia,  menos  donde  difaman  a  nuestro  Profe bailarín,  el casi  santo  Don Humberto Moreira Valdez – PRI,  saben  de  antemano  que  él  es  un  ángel  enviado  por  nuestro  glorioso  PRI  para  su  bienestar,  saben  que  con  su  hermano  en  el  poder  es  lo  mejor  que  nos  ha  pasado  en  estos  últimos  años.

Las  y  los  invito  a  que  sigan  asistiendo  a  misas  y  a  parroquias  donde  los  duerman  en  las  eucaristías,  donde  se  rinda  culto  divino  a  sus  párrocos  y  donde  no  se  trabaje  por  el  Reino  de  amor  y  de  justicia.

Sigan  asistiendo  a  parroquias,  donde  no  hay  transparencia  en  las  cuentas  económicas,  donde  el  párroco  controla  todo  su  dinero,  donde  les  sigan  dando  homilías  espiritualoides  y  los  duerman  para  que  todo  siga  igual.  Vayan  donde  sientan  bonito  y  les  pongan  los  ojos  en  blanco  y  los  desmayen  en  “descanso  en  espíritu”.

Llenen  aquellas  parroquias,  donde se  fomente  la  corrupción  y  todas – todos  sean cómplices  unos  con  otros  y  no se  rindan  cuentas  de  nada,  sigan  rezando  el  rosario  y  pidan  milagros  a  nuestro  amado  Padre  fundador  Marcial Maciel  y  al  Profe  bailarín y  verán  como  nuestro  México  renacerá  grande  con  sus  mega deudas  estatales.

Piden  la  bendición  de  nuestro  amado  Norberto Rivera Carrera,  con  eso  les  bastará.

Y  por  último,  antes  de  despedirme,  no  le  apuesten  a la  verdadera  educación,  la  educación  los  hará  libres  y  verdaderos  ciudadanos,  así  no  entrarán  al  Cielo,  es  mejor  que sigan  así,  sin   moverse  y  de  agachones  para  gloria  de los  nos  mandan.

No  se  les  olvide  mandarme  su  dinero,  ahora  estamos  haciendo  una  colecta,  para  juntar  dinero  para  ir  a  Jerusalén,  pues  vamos  a  traer  el  prepucio  de   San  Díaz  Ordaz – PRI,  su  reliquia  visitará  sus  parroquias  para  reforzar  a  todas  las  lideresas  y  comelonches.

Número  de  la  cuenta  bancaria  del  Banco  Mundial  del  Vaticano  donde  pueden  depositar  su  dinero: 901 575 666

¡No olviden  que  hay  que  seguir  pagando  impuestos  a  nuestro  narcogobierno  y  seguir  dando  su  dinero  ciegamente  a  las  alcancías  de la  jerarquía  católica!

Entre  más  dinero  den  a  sus  párrocos,  a  mí  y  mi  congregación,  serán  más  bendecidos  y  así  apartarán  su  pasaporte  directo  ViP  al  Cielo.

¡Paz  y  bien!

Facebook  Adolfo Huerta Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter  @GofoAutor

Filosofía de la liberación

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

“Liberémonos de los  fantasmas  cerebrales,  de  las  ideas,  de  los   dogmas,  de  los  seres  imaginarios  que  bajo  su  yugo  nos  degeneran”. 

<<George  Lukács>>

Ante  nuestra  realidad  latinoamericana  que  nos  lleva   a  nuestra  realidad  regional,  y  de  lo  que  estamos  viviendo  actualmente  en  nuestro  entorno  histórico  contemporáneo,  nos  demanda  urgentemente  y  demandante  volver  a  recuperar  nuestro  sentido  humano.

Estamos  llamadas  y  llamados  a  ser <<Pensadores  incómodos>>  para  a  ser <<Protagonistas  incómodos>>.

No  debemos  de  dejar  de  insistir  en  <<Pensar  críticamente>>  para  teorizar   y  pasar  a  las  acciones,  no  hay  recetas  eternas,  solamente  tenemos  nuestra  locura  creativa  y  nuestra  imaginación,  que  éstas  nos  llevarán  a  organizarnos,  para  lograr  el <<Liderazgo  colectivo>>  que  necesita  nuestro  México.

Tenemos  que  partir  de la <<Derrota>>  y  superar  las  tentaciones  de  la  misma,  el  filosofar  para  abrir  procesos  de  liberación,  hoy  en  día  es  un  mandamiento  ético  y  urgente,  para  mantenernos  abiertos – abiertas  a los  procesos  históricos   que  vivimos  en  estos  momentos,  precisamente  porque  más  de  una – uno  consciente,  queremos  por  convicción  transformar – liberar  de  las  situaciones  de <<Dependencia>>  que  se  han  agravado  aún  más  en  nuestros  días.

Todavía  hasta  el  día  de  hoy  a las  mujeres – hombres  les  han  metido  en su  cabeza  ideas  falsas,  acerca  de  sí  mismos,  acerca  de  lo  que  deberían  de  ser  o  son.

Por  eso  nuestro  pensar  será,  o  tiene  que  ser  unas  vías   de  propuestas  y  soluciones  a  los  problemas  que  provocan   el  destino  nacional,  para  conocer  la  razón  de  <<Ser>>  de  nuestra  civilización  que  vivimos  hoy  en  día.

Tenemos  que  abrir  espacios,  o  recuperar,  o  usar  los  que  ya  existen (escuelas, plazas  públicas  e  iglesias etc.).   Para  reconocer  el  contexto  de  dependencia   que  se  vive  y  de  su  toma  de  conciencia,  para  provocar  procesos  de  liberación,  y  comenzar  reales  caminos  de  desarrollo humano  y  cambiar  el  rumbo  de  nuestra  historia.

Nuestra  filosofía,  sin  descartar  las  muchas  propuestas  que  hay,  debe  de  ayudarnos  a  todos  los  pueblos  latinoamericanos  en  nuestra  lucha  por la liberación.

Es  necesaria  la  confrontación  y  asumir  nuestros  procesos  históricos,  para  superar  nuestros  traumas  y  complejos  de la  Historia  que  seguimos  cargando,  pero  sin  digerir,  para  vivir  el  presente  y  ver  hacia  un  futuro  realizable ¡México  necesita  una  visita  con  el  diván  de  Freud!.

Filosofar  y  reflexionar    sobre  nosotras – nosotros  mismos,  así  sin más,  como  lo  decía  Leopoldo  Zea (filósofo  mexicano),  para  valorar  los  esfuerzos  de  muchas – muchos  y  alcanzar  la  plena  liberación  de  nuestros  pueblos.

Si  quieres  conocer  más  sobre  nuestro  pensamiento,  te  recomiendo  que  leas  el  libro  de  Horacio  Ceruti  Guldberg <<Filosofía  de  la  liberación  latinoamericana>> Ed. FCE 2006.

“Del  ex rector fundador  de  la  Universidad  de  Río Cuarto,  las  cuales  condensan,  a mi  entender,  el  máximo desafío para el aventurado filosofar nuestro americano: Creo que  lo  más  digno de ser pensado,  no  es el  mismísimo Ser,  como  creía  Heidegger,  sino  la  situación  de  los  seres humanos de carne y hueso que pueblan este planeta”. 

<<Horacio Cerutti Guldberg>> 

Facebook  Adolfo Huerta Alemán

gofoman@hotmail.com

Twitter  @GofoAutor

El vuelo del colibrí II 

 

Escribe: Adolfo Huerta Alemán

 

Cuando  muera no estaría mal

reencarnar  en  un  pequeño  y

travieso  colibrí, si  es que  existe

todo aquello que creen los humanos.

 

Ayer  volví  a  ver

un  pequeño  colibrí

lo  que no  vi

fue  tu  bello  rostro.

 

No había  visto  uno

desde  aquel vuelo del colibrí

te  has  ido  tan  rápido

como  las  alas  del  colibrí.

 

Fue  inevitable

no pensar  en  Ti

en  tus  besos  y  sexo

tu  olor  después  de  estar  complacidos.

 

Ya  ves,  te  lo  dije

volver  a  ver  un  colibrí

fue  inevitable

pensar  en  Ti.

 

P. D.

Ahora que tuve la dicha

de volver a ver un colibrí

¿Cómo  convertirme en uno?

Para  volar  a  ti.

 

Facebook  Adolfo Huerta Alemán

 

gofoman@hotmail.com

 

Twitter  @GofoAutor

Xicolandia

Escribe: Marco Escalante

 

Estimado amigo o amiga, sí, tú, mi único lector/a, quiero que sepas que las siguientes líneas son pura fantasía, ficción y falsedad; he inventado este cuento sobre un pueblo inexistente llamado Xicolandia porque me da envidia la fama que ha obtenido La Atlántida a través del tiempo y quiero que el tiempo transporte esta fantasía para que las generaciones futuras se afanen buscando vestigios de cosas que nunca existieron:

El cuento comienza así:

Xicolandia era un país muy hermoso con una amplia variedad de flora, fauna, costas, magia y … petróleo; pero hubo una época muy sombría en la que sus principales señoríos eran Los Machomiltecos, Los Michontecos y Los Ayotzitelcos; lugares donde se dieron los casos de este relato.

Durante mucho tiempo Xicolandia fue gobernada por los Primos del pueblo, quienes se viciaron de poder llevando al pueblo a vivir múltiples viacrucis económicos; cansados de tantos problemas, el pueblo volteó a ver otras opciones y en el horizonte notaron un radiante sol naciente que les hizo sentir confianza y calidez, no dudaron en llamarlo y pedirle que ocupara el puesto de los gobernantes, pero Los Primos que gobernaban en ese momento realizaron toda clase de artimañas; en las cuales ya habían creado maestranza; para que los del Sol no pudieran llegar a los puestos de gobierno. No conformes con haberlos fulminado, Los Primos se dieron a la tarea de pisotear la amenaza durante largo tiempo, lo que les hizo perder de vista a otro grupo, Los Socios; Los Socios no habían brillado tanto como los del Sol porque ellos no se identificaban completamente con el pueblo, más bien ellos se distinguían por saber administrar, ordenar y dirigir; virtudes que les habían hecho ganar algunos adeptos entre el pueblo. Y el pueblo, que dados por tontos; se habían enterado del sin fin de marrullerías realizadas por los Primos; cobijó a Los Socios y los hizo, ahora sí, llegar al poder. Una vez en el poder y tras la cruenta derrota de Los Primos, Los Socios se enteraron de la verdadera putrefacción que se escondía bajo los tapetes y empezaron a limpiar; encontraron bichos de toda índole, avispones, mariposas, tortugonos, sandijuelos, chimamonos , etc, etc, etc, contra todos se fueron dando escobazos y trapazos; cuando creían que ya estaban terminando encontraron unos bichos muy raros que tenían infectado todo, eran Los Coqueros, entonces sí, a éstos bichos no era tan fácil eliminarlos porque estaban por todas partes tanto que Los Primos estaban muy infectados; aún no se sabe si ellos lo sabían; a los del Sol ya los habían infectado gracias al contacto con Los Primos y empezaban; con la lucha; a infectar a los Socios; pero igual Los Socios les declararon la guerra y Los Coqueros al verse que perdían terreno; porque nunca les habían molestado; se fueron haciendo hacia otros rincones, infectando espacios propios del pueblo y causando estragos sociales por demás crueles; fue entonces cuando se dio una lucha feroz a campo abierto, con lamentables consecuencias de daño a seres inocentes llamados “daños colaterales”; tanto dolor sufría el pueblo que Los Primos aprovecharon esta circunstancia para quitarles el poder a Los Socios hurgando un plan que le prometía al pueblo acabar con el sufrimiento; y el pueblo se la creyó.

Fueron los hechos posteriores los que develaron el plan de Los Primos, sí. Los Michontecos (y muchos otros pueblos) al ver que la infección sobrepasaba a las fuerzas del gobierno, habían tomado trastos y detergentes para hacer la limpia por manos propias, atinándose un grandioso éxito; con esto estaba casi resuelto el problema en su región; pero Los Primos necesitaban quitarle al pueblo sus buenas intenciones porque les estorbaba para sus planes.

Los Machomiltecos hicieron una columna de defensa con lo que estaban logrando contener la infección incluso hubo en esta región tres Primos que se unieron a la columna, convencidos de su eficacia, cosa que molestó a sus compañeros porque en lugar de unirse deberían de apoyar para retirarlos del camino y no estorbasen a sus planes.

Tiempo atrás, Los Ayotzitelcos habían develado el plan y Los Primos se esforzaban por no ser descubiertos, en un arranque de desesperación cuarenta y tres pueblerinos habían sido migrados al espacio estelar, sin posible retorno, todo porque develarían en forma accidental que…

Los Primos, para evitar la dura lucha contra Los Coqueros, ordenaron a todos sus representantes en todas las regiones, que hicieran pactos de no agresión; Los Coqueros podrían estar en paz si prometían no dejarse ver, dejar de dañar al pueblo y pagar cuotas piramidales a Los Primos; a cambio el gobierno garantizaría el libre tránsito de ellos en Xicolandia y además les repartiría lugares (regiones) donde podrían operar libremente y sin conflictos.

Para sorpresa, Los Primos Ayotzitelcos notaron que gracias al trabajo de Los Socios, su región no tenía Coqueros (como muchas otras) y era tanto lo que se podía lograr que fueron los mismos Primos quienes dijeron “esta zona es mía” y terminaron siendo Coqueros y Primos al mismo tiempo (como muchos otros) con el conocimiento y la complacencia de Los Primos mayores, he ahí el secreto.

El plan transcurría, los ajustes necesarios se hacían, aunque cada vez era más difícil cumplir lo pactado, pero se estaba logrando; lo único que les faltaba a Los Primos era crear un solo canal de comunicación para no andar jugando al teléfono descompuesto; les urgía nombrar un Primo que pudiera con el paquete de pactar y controlar a Los Coqueros en toda Xicolandia, se necesitaba un Zar con Mando Único para cerrar con broche de oro el plan perfecto.

¿Lo lograrían?

—————————————-

Y yo… ¿de cuál fumé?